Saltar al contenido

Cómo dejar de ser precoz: La importancia de tus pensamientos y mentalidad

como dejar de ser precoz

Para poder controlar tu eyaculación y eyacular cuando TÚ quieras y no cuando tu cuerpo quiera, es fundamental que manejes tu mentalidad y tus pensamientos.

Un hombre con una mentalidad débil y con pensamientos negativos o dominados por el miedo tiene pocas posibilidades de curar su eyaculación precoz.

Por el contrario, un hombre que aprende ciertas habilidades mentales y si es capaz de controlar sus pensamientos, podrá ver cómo mejora su desempeño sexual y consigue dejar de ser precoz.

En este artículo te nombraré 3 actitudes que debes tener para mejorar tu desempeño sexual y decirle adiós a los miedos y los pensamientos negativos e incorrectos que fomentan tu eyaculación precoz.

Cómo dejar de ser precoz – 3 cambios que debes adoptar:

1) No te preocupes del pasado ni del futuro:

Muchas veces los hombres que viven un episodio de eyaculación precoz se sienten muy marcados por esta experiencia…

Y no los culpo, generalmente son experiencias difíciles de olvidar.como dejar de ser precoz

Sin embargo, lo negativo de todo esto es que esa experiencia los acompaña en su mente y pensamientos durante muchísimo tiempo.

Esto causa que cada vez que el hombre va a tener una relación sexual, consciente o inconscientemente su mentalidad vuelve al pasado…

Se sitúa en esa experiencia de eyaculación precoz, y condiciona al cuerpo a comportarse como se comportó en esa oportunidad…

Es decir -> a tener eyaculación precoz.

Esto ocurre porque el hombre es dominado por el MIEDO y por una presión injusta que se pone en sí mismo.

 

Él quiere ser un semental en la cama, quiere satisfacer a su mujer, quiere que todo salga perfecto… y son estas “exigencias” las que lo perjudican muchísimo y le causan una ansiedad sexual peligrosa, que trae como consecuencia la eyaculación precoz.

Tienes que borrar de tu mente pensamientos como:

  • “Tengo que durar más en la cama hoy…”
  • “No puedo defraudar a mi pareja…”
  • “Tengo que volverla loca en la cama, o sino me dejará por otro…”
  • “Hoy no puedo fallar, no tendré eyaculación precoz…”
  • Etc.

Estos pensamientos, sin bien buscan que tengas un buen desempeño sexual, hacen TODO LO CONTRARIO.

Te presionan, te condicionan, y lo más importante:

Hacen que NO disfrutes del sexo, y lo veas como algo estresante y poco relajante.

Por eso, dile adiós a estos pensamientos desde hoy.

Proponte algo:

No pensar en lo que te pasó en el pasado, y no preocuparte de lo que ocurrirá después de la relación sexual, simplemente relájate y déjate llevar.

Si no puedes tener el desempeño sexual que quieres ahora, ya lo lograrás.

Todo es cuestión de práctica y mentalidad positiva.

2) No te compares con nadie:

Tu eres único.

En el momento en que empiezas a compararte con otros hombres vuelves a poner una presión innecesaria en ti.

Lo que siempre hacen los hombres que tienen eyaculación precoz es pensar en la ex pareja (ex novio o esposo) de su mujer.

Inmediatamente comienzan a surgir los pensamientos incorrectos como:

  • “Ese tipo seguramente la satisfacía totalmente, y yo… un desastre… tengo
    que estar a la altura…”.
  • “Quizás él tenía un pene grande, yo por mi parte no soy suficiente,
    probablemente ella me dejará…”.
  • “En la publicidad las mujeres se interesan por hombres con cuerpos
    perfectos y que las dejan locas en la cama, jamás seré así…”.
  • “En las películas pornográficas los hombres mantienen erecciones por 30
    minutos o más, y yo con suerte 1 minuto, qué penoso…”.

Estos pensamientos causan sólo un efecto:

Te ves a ti como el problema, y eso te perjudica muchísimo.

Si quieres saber cómo dejar de ser precoz simplemente enfócate en pensar que tú NO TIENES NINGÚN PROBLEMA.

Si eres capaz de adoptar esta actitud, tus días de eyaculación precoz están contados.

 

Amigo, tu mujer no te dejará porque tienes eyaculación precoz.

La gran mayoría de las mujeres tienen una gran capacidad para apoyar a sus parejas a solucionar los problemas que los están aquejando.

No te preocupes por no poder tener el desempeño sexual que quisieras, porque esa preocupación es la que no te deja progresar.

Si por el contrario comienzas a actuar como si nada pasara, y comienzas a tener una actitud en donde simplemente NO te importe lo que te está ocurriendo…

Tu cuerpo físico y mental se acostumbrará a esta nueva actitud y comenzará a enviarte señales positivas, como por ejemplo, poder durar mucho más tiempo en la cama.

Verás, tu cerebro racional y emocional ya se acostumbró a ser precoz.

Tu mentalidad así ha entrenado a tu organismo.

Tu deber ahora es entrenar a tu cuerpo para que se equilibre y tenga la capacidad de mantenerse relajado y en paz, sobre todo en el momento de tener relaciones.

Esa es la clave para poder dejar de ser precoz.

Esos son sólo algunos de los consejos que entrego en mi libro electrónico Adiós Eyaculación Precoz.

Si quieres obtener muchísimos más cambios de mentalidad, ejercicios físicos, mentales, de relajación, remedios naturales, práctica con la masturbación y muchas más técnicas…

Te recomiendo que leas el libro Adiós Eyaculación Precoz cuanto antes…

Que contiene una fórmula comprobada para mejorar tu desempeño sexual y decirle adiós a la eyaculación precoz.

► Accede al libro en tu computador o teléfono móvil pinchando aquí y empieza HOY a dejar atrás la vergüenza que causa no controlar la eyaculación.

 

Cómo dejar de ser precoz: La importancia de tus pensamientos y mentalidad

José Miguel Montes es un estudioso de la sexología y autor. En este Blog comparte su conocimiento sobre cómo curar la eyaculación precoz y la mejora del desempeño sexual.